Galvarino Casas, Profesor

Mi profesor de castellano es un tipo llamado Galvarino Casas. Galvarino destaca por tener miedo de estar vivo. Se le nota en la mirada perdida y nostálgica, como la de un mendigo. Es alto, barbudo, somnoliento, sospechoso y extraño. Es, de algún modo, ajeno a esta realidad. Siempre pontificando en contra del sistema que castigó sus ilusiones, siempre ignorando cada párrafo de la reforma educacional. No saluda a nadie, se pierde en sus propias palabras, lee gritando y nos observa como si fuéramos animales. Su marxismo exagerado, su locura incontenible, su miedo a que terminemos escupiéndolo y humillándolo es todo un espectáculo. Escribiendo grandes guías de 4.324 hojas. Dando libros que rayan en la vanguardia como El Poema del Mío Cid con una interpretación del Siglo 19. Diciéndonos delicadamente que somos unos idiotas sin que nos demos cuenta. Un tipo extraño, pero no por eso menos querible. Si fuera joven, apuesto que se quemaría frente a La Moneda, con una bandera del Che proclamando una revolución personal, esa que descubrió cuando se dio cuenta que en realidad las cosas eran mejores en su infancia, una que imagino jugando en Osorno. Esa revolución de haber comenzado a luchar por propia vida, contra sus alumnos y apoderados y, contra, incluso, de sus propios colegas.

Quizás Galvarino es un sobreviviente, un dinosaurio. La Matrix en que vivimos le ganó y se quedó obsoleto como un 286. Galvarino escapa de todo atisbo de tema de actualidad por el miedo a que el comunismo le llene sus entrañas y comience a dar un discurso que se lo querría Fidel y que no dice para no ser condenado. Tiene miedo de que nos riamos de él. Esa es la realidad en su batalla matinal. Sabemos bien que Galvarino no es un mal profesor. Ha declarado que le gusta lo que hace y eso hoy es una excepción en el gremio. Tal vez sólo está cansado. Tal vez nosotros realmente somos unos tarados. Quizás sólo necesita volver a ser él mismo. Sólo necesita unas vacaciones, dejar de saber de nosotros y de nuestras fracesitas televisivas y de nuestros análisis influidos por CNN. Necesita eliminar a los alumnos de sus clases y comenzar a hacerse clases a sí mismo, enseñar lo que sería para él el inicio de un mundo perfecto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s